Se ha demostrado científicamente una y otra vez que el ejercicio es el único tratamiento que realmente detiene el progreso del Parkinson. Ayudará a su rigidez así como a su incapacidad para moverse y le dará la flexibilidad que necesita para realizar las actividades cotidianas. Esto significa que el ejercicio debe convertirse en una actividad cotidiana, especialmente los estiramientos y el aumento de la flexibilidad y la amplitud de movimiento. Si no utilizas tu cuerpo, perderás su capacidad de uso.
Una vez que tu cuerpo se adapte a los movimientos básicos, tienes que pasar a un nivel de movimiento alto
Niveles –
En una silla o en el suelo para que el equilibrio no sea un problema.
De pie – utilizando la pared o la silla para mantener el equilibrio
Ejercicio de pie no ayuda, Aumenta a hacer movimientos aeróbicos que te hagan respirar fuerte o sudar.
Movimientos que desafíen tu equilibrio y de naturaleza más aeróbica

Hay que empezar poco a poco: puede doler al principio, pero debería aliviarse con el tiempo si se hace ejercicio con regularidad.

«Ejercicios, ejercicios y más ejercicios

El papel de los ejercicios como medio para retrasar la progresión de la enfermedad y de los síntomas sigue siendo tema de investigación, los estudios en esta área claramente indican que a aquellos con EP que suelen hacer ejercicios de manera habitual les va mejor que a aquellos que no los hacen. Para maximizar los beneficios, muchos expertos recomiendan que haga ejercicios más intensos que los que está acostumbrado a hacer; sin embargo, según otros estudios, también se obtienen beneficios de actividades menos intensas, tales como caminar, bailar o practicar Tai chi. Como siempre, consulte con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios».

Esa parrafo es ta de: https://d2icp22po6iej.cloudfront.net/wp-content/uploads/2018/06/APDA-Living_Well-Spanish-1.pdf

Muy Basico